Alergia en el embarazo

5 (100%) 1 vote

Al contrario de la creencia popular, las embarazadas no son más susceptibles a presentar episodios alérgicos que el resto de la población femenina. De hecho, la evolución de las alergias durante la etapa de gestación se rige por la regla de los tercios, es decir, un tercio de los casos mejora, el otro tercio empeora, y la porción restante permanece sin cambios. Sin embargo, gran cantidad de mujeres en estado gravídico aseguran haber sufrido cuadros alérgicos más intensos que antes del embarazo.

Síntomas

  • Dificultad para respirar
  • Sensación de picor nasal
  • Mucosidad cristalina
  • Picor en los ojos
  • Enrojecimiento de la piel
  • Ojos llorosos
  • Sensación de resfriado

Estos síntomas son comunes en pacientes alérgicos a sustancias como: polen, polvo, ácaros y pelos de animales.

Las áreas del cuerpo más afectas suelen ser: el sistema respiratorio alto y bajo (rinitis y asma), la piel (urticaria y dermatitis atópica) y el sistema digestivo (colitis y esofagitis). De igual forma, las embarazadas pueden verse afectadas por la rinitis “vasomotora” causada por las alteraciones hormonales propias del estado gravídico.

Tratamientos

El tratamiento médico de las alérgicas se fundamenta en tres pilares: los fármacos, la inmunoterapia específica (vacunas) y el control ambiental. Cuando se trata de embarazadas los recursos terapéuticos contra las patologías alérgicas es prácticamente el mismo que el utilizado para el resto de los pacientes. No obstante, se debe escoger con cuidado dichos medicamentos, seleccionando solo aquellos que realmente sean seguros para el binomio madre – hijo.

La mayoría de los obstetras coincide en que el mejor tratamiento para las alergias en embarazadas es evitar la exposición a elementos alérgenos. Pues cuanto menos sea el contacto de la mujer embarazada con las sustancias que le causan alergia, menos sintomatología manifestará y menor cantidad de fármacos requerirá para su control.

En cuanto a las vacunas antialérgicas, solamente son seguras si comenzaron a ser administradas antes de la gestación. En otras palabras, si la mujer ya se encontraba recibiendo la vacuna cuando quedó embarazada, puede mantener la administración sin problemas. Pero bajo ningún concepto debe comenzar su esquema durante el embarazo. 

¿Puedo tomas medicamentos?

Como se mencionó anteriormente, estar embarazada no es impedimento para ingerir antialérgicos. Lo importante es evitar la automedicación, ya que no todos los fármacos de esta clase son recomendados para su consumo durante la gestación.

La valoración del riesgo es emplear cualquier medicamento durante el proceso de embarazo es complicada. Depende tanto de la capacidad propia del fármaco de generar algún daño sobre el feto, como de la etapa del embarazo en la que se utilice, así como también de la dosis prescrita y del tiempo de consumo. El período más delicado es siempre el primer trimestre, puesto que durante esta fase se forman casi todos los órganos vitales.

Remedios caseros

El ajo es uno de los remedios caseros más populares, dado que gracias a su poderosa acción desinflamatoria alivia en gran medida las afecciones respiratorias. Este puede ser consumido crudo o cocido en las comidas.

Las infusiones de té verde, ortiga seca, regaliz e equinacea son ideales para combatir la rinitis, tienen propiedades antivirales y desinflamatorias.

Por otro lado, el abundante consumo de agua garantiza el buen funcionamiento renal, por lo que, en caso de intoxicaciones o alergias, la depuración del antígeno será mucho más rápida. Asimismo, una dieta equilibrada rica en vitamina A y C contribuirá a mantener el sistema inmunológico fuerte y activo.

Los remedios caseros son medicamentos que deben ser tomados con mucha precaución, dado que al no conocer la dosis exacta de lo que se está ingiriendo es fácil sufrir una intoxicación.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.