Remedios caseros para la alergia al sudor

Ronchas, picores, sarpullido, erupciones cutáneas… Son los síntomas más destacados de lo que se conoce porpularmente como alergia al sudor, una situación que suele aparecer cuando aumenta de un modo considerable la temperatura corporal y la sudoración. Las personas que sufren esta urticaria colinérgica o suelen presentar los síntomas ante sesiones de ejercicio, baños de vapor o duchas calientes, situaciones de estrés elevado e incluso al ingerir comida picante o utilizar ciertos productos cosméticos.

Estas marcas cutáneas, muy urticantes y molestas en extremo, suelen aparecer sobre todo en las extremidades del tren superior y pueden llevar acarreadas algunas otras molestias como dolor de cabeza, palpitaciones o diarrea. Además, las ronchas harán también su aparición en zonas de roce piel con piel, como puede ser la parte interior de las rodillas, la ingle, el pecho o las axilas.

Pese a no tratarse de una situación grave (hay que tener en cuenta que realmente no es considerado una alergia desde el punto de vista clínico), sí que resulta muy molesta en tanto que dificulta la realización de algunas de las actividades del día a día. Los periodos de aparición de estas molestas ronchas en la piel suelen ser de entre media hora y varios días, con lo que conviene tener en cuenta algunos remedios caseros para evitar, en lo posible, la aparición de estas marcas.

Acudir al médico

Este es, posiblemente, el más importante consejo a propósito de cualquier tema de salud. Es posible que no sea nada grave y que el doctor solo haga las recomendaciones habituales, que se incluyen en los siguientes apartados, pero también puede ocurrir que se trate de un caso especial o más grave de lo habitual, en cuyo caso es muy probable que se inicie un tratamiento con medicamentos específicos.

Ropa adecuada para el deporte

Si la persona que sufre este tipo de alergia sale a correr de forma habitual o practica algún deporte, es imposible evitar el sudor. En este sentido, lo ideal es apostar por un vestuario enfocado a evitar que la sudoración extrema. Las equipaciones de lino o algodón son ideales para este propósito. Si además las prendas son más anchas de lo habitual, mejor todavía. También se pueden incluir este tipo de prendas en el día a día, sustituyendo en medida de lo posible las prendas de materiales sintéticos.

Usar mejor el antitranspirante

Muchas personas optan por utilizar desodorantes y antitranspirantes, esperando así evitar que el cuerpo sude y que se genere la molesta alergia. Sin embargo, conviene desechar aquellos productos que contienen sales de alumino, ya que, aunque efectivamente se evita la sudoración, esto puede traducirse en irritación extrema de la piel. Utilizar una buena pomada o crema hidratante es una buena solución a este inconveniente.

Hidratación

Agua, agua y más agua. Sobre todo en verano. Esto no será positivo solo para el problema de la alergia al sudor, sino que provoca una situación de confort y evita otros problemas como la deshidratación. Un baño en la piscina, el mar o un ducha fresca también contribuiran a mantener tu piel en las mejores condiciones.

Evitar el sol

Es duro, más en los meses de descanso, piscina y playa, pero lo ideal es evitar las horas en las que el sol está más alto (desde el mediodía hasta mediada la tarde). Acompañar los ‘baños de sol’ con una buena loción solar de alta protección sería la fórmula óptima, además de hidratar la piel con la crema a la vez.

Hielo

Esta es una medida para tomar con precaución y aliviar el picor y las molestias una vez que han aparecido. El hielo mejora la circulación, disminuye la inflamación y baja la temperatura, de modo que ofrece una ‘tregua’ a los síntomas que causa la alergia al sudor. Es importante no aplicar el hielo directamente sobre la piel, este debe cubrirse con un trapo suave y no muy grueso.

Áloe Vera

Esta planta también es una buena herramienta para contribuir a la hidratación de la piel, reducir los síntomas y aliviar los picores. Se trata de una planta tradicionalmente utilizada sobre la piel. Únicamente es perciso cortar y pelar una de sus hojas, sacar la pulpa y frotar esta sobre el cuerpo en las zonas afectadas.

5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.