Entradas

intolerancia y alergia al alcohol

Intolerancia y alergia al alcohol

La intolerancia o alergia al alcohol , se define como la incapacidad del cuerpo humano para metabolizar el alcohol digerido o los químicos e ingredientes que tiene dicha bebida alcohólica.

Es una experiencia muy poco agradable debido a la gran cantidad de manifestaciones negativas que puede sufrir una persona con esta alergia: Síntomas que van desde dolores de cabeza, pasando por náuseas y vómitos, hasta llegar a inflamaciones de los órganos y en algunas ocasiones, la muerte. Si bien es sabido que muchas personas han experimentado una “embriaguez” o una intoxicación de alcohol en una sola noche, es poco común que una persona sea intolerante a estos tipos de bebidas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una de las alergias más peligrosas y una de las más raras de encontrar en comparación, por ejemplo, de la alergia de una picadura de abeja o a las fresas. Dentro de la población mundial, solo un cierto porcentaje (15%) es declarada como alérgica al alcohol y viven una vida normal a pesar de tener que desarrollar una abstinencia etílica debido a su condición.

Esta alergia, tan poco común, ha sido de múltiples objetos de estudios por parte de los médicos y los científicos, hasta tal punto en que hoy en día es una de las alergias más estudiadas dentro de campo de la medicina, solo por detrás de la alergia al polen o al polvo.

¿Quieres saber más acerca de esta alergia? Sigue leyendo

Alergia al alcohol y sus múltiples causas

Si bien es cierto que la intolerancia al alcohol es una de las más estudiadas dentro del campo de la medicina, hay que destacar que en estos momentos no se ha determinado una causa común que desencadene la intolerancia al alcohol. En las picaduras de las abejas, por ejemplo, el factor detonante para que la alergia se desencadene es el veneno dentro de ellas y en las frutas, por lo general, son la combinación de químicos y azúcares propios de las frutas que provoca la reacción. En cambio en los alcoholes, todavía no se ha determinado un motivo que ayude a la alergia a manifestarse dentro del cuerpo del paciente.

Se debe recalcar que una bebida alcohólica esta compuesta no solo por un ingrediente, sino que está influenciado por la suma de conservantes, azúcares y compuestos químicos variados. Es debido a ello que muchas veces las personas que son alérgicas al alcohol pueden ser alérgicas solo a un tipo de bebida alcohólica en especifico o a una gran variedad de bebidas. Esta enorme variación de distintas manifestaciones es lo que hace de esta intolerancia una de las más estudiadas y una de las más insólitas dentro del campo de investigación médica.

Intolerancia a la Cerveza

Esto se puede ilustrar con varios ejemplos más concretos. Una persona que toda la vida ha ingerido grandes cantidades de vino o ron,  de repente comienza a beber cerveza y desarrollar una alergia a esta bebida debido a que la materia prima de la cerveza es la fermentación de los cereales de maíz, materia prima que puede ser el detonante de su intolerancia al alcohol de la cerveza. Por lo que la persona, si bien puede beber otros tipos de bebidas alcohólicas en grandes proporciones, no puede ingerir bebidas tales como whisky o cerveza debido a su reacción alérgica a la materia prima.

Alergia a alcoholes blancos

Otro ejemplo que se puede mencionar es el de una persona que puede ingerir “alcoholes blancos” (ron blanco, tequila, cachaza, entre otros) pero que puede desarrollar una intolerancia a otros tipos de bebidas alcohólicas como por ejemplo ron añejo, tequila reposado, curazao azul, entre otros.

Esto es debido a que estos últimos muchas veces utilizan conservantes químicos especiales que las bebidas alcohólicas blancas no tienen, y son el factor que detona la alergia los conservantes químicos.

Tal y como se explica en la sección anterior, son tantas las causas que se puede desarrollar una alergia o intolerancia al alcohol que muchas veces es difícil predecir con exactitud qué fue lo que realmente desencadenó la alergia. Sin embargo, existe una serie de consecuencias casi puntuales que los médicos han logrado subrayar para diagnosticar a una persona con intolerancia al alcohol. Entre las múltiples consecuencias que se pueden mencionar se tiene:

  1. Congestión nasal
  2. Vómitos
  3. Náuseas
  4. Dolor de abdomen
  5. Latido rápidos e incontrolables
  6. Sudoración fría
  7. Piel roja con urticaria
  8. Desorientación por los niveles de alcohol en la sangre
  9. Inflamación de la boca y en general de los órganos digestivos.
  10.  Ojos enrojecidos

Si bien no todos los síntomas se presentan en una persona intolerante al alcohol al mismo tiempo, si se puede manifestar entre cuatro y seis de ellos para que sea diagnosticada con intolerancia al alcohol. Estas consecuencias puntuales son comunes dentro de las personas con un nivel elevado y moderado a los tipos de bebidas alcohólicas que se venden dentro del mercado. Por lo que la convierte en una de las alergias fácilmente identificables con base en una serie de consecuencias que se dan de manera casi puntual y exacta.

Alergia al alcohol y su papel en la sociedad

La importancia del desarrollo del campo de la investigación científica y médica para encontrar una solución a la alergia al alcohol ha sido en los últimos tiempos una de las más importantes.

Junto a la concentración de productos con o sin gluten y productos con leche sin lactosa, también han salido al mercado productos alcohólicos sin alcohol o productos alcohólicos sin conservantes químicos para que las personas alérgicas al alcohol puedan disfrutar de estos productos sin enfermarse dentro del proceso y así compartir grandes momentos entre familiares y amigos sin sentirse rechazado por su condición.

Gracias a estos avances, también se ha podido instruir a la población acerca de esta rara alergia que afecta una parte mínima de la población mundial. Muchas de las instituciones de primeros auxilios, como Cruz Roja, entrenan a los distintos paramédicos y personal de primeros auxilios para identificar y auxiliar a las personas que son alérgicas al alcohol en el momento preciso.

De esta manera se ha podido salvar a muchas personas por reacciones alérgicas por alcohol, contribuyendo aún más en la concienciación de la salud de los ciudadanos alrededor de mundo.

alergia al agua

Alergia al Agua, Síntomas y Tratamientos

Millones de personas a nivel mundial sufren cuadros de alergias de forma regular. Algunas de estas son consideradas comunes (como a los alimentos y al polvo) y el paciente tiene que modificar un poco sus hábitos para poder tener calidad de vida. Sin embargo, existen alergias raras y poco frecuentes que pueden resultar mortales para las personas. En este caso, se hablará de la alergia al agua y las características que definen a este singular tipo de alergia.

Leer más

alergia al niquel

Alergia al Níquel: Síntomas y Alimentos que lo contienen

Los botones metálicos, aros, hebillas, relojes, detergentes, collares, monturas de las gafas y muchas de esas cosas de uso cotidiano contienen níquel y la mayoría puede vivir con estos productos sin problema. Pero existen otras personas que al estar expuestos al contacto con níquel le salen ronchas en la piel y sienten picazón en la zona de contacto.

alergia al niquel

Una de las causas más frecuentes de dermatitis por contacto es la alergia a este elemento. El mayor número de casos se da en verano cuando las personas usan mayor número de accesorios que entran en contacto directo con la piel y que son fabricados de este material. Esto, sumado al factor calor que expone la piel a mayor sudoración hace que se agraven los síntomas de quienes padecen de este tipo de alergias.

Los primeros síntomas suelen presentarse entre 15 a 20 minutos después de la exposición al metal, aunque hay personas en quienes tarda hasta 48 horas en aparecer. Algunos estudios indican que esta enfermedad afecta a una de cada diez mujeres, mientras que en los hombres la relación es de 1 de cada 50.

Esta clase de alergia suele presentarse después de una prolongada y reiterada exposición a artículos o accesorios hechos de este metal. Cuando se manifiestan los síntomas, el padecimiento de la enfermedad es permanente, por lo que se debes evitar el contacto con este. Además, existen tratamientos que pueden reducir los síntomas de la alergia al níquel.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia al níquel?

Como se ha dicho, la reacción alérgica suele presentarse entre los 10 minutos y las 48 horas siguientes a estar en contacto con níquel y sus efectos pueden persistir en periodos que oscilan de 2 a 4 semanas. Por lo general se evidencia en los eczemas propios de la dermatitis por contacto. Si la piel no ha tenido contacto con nada que tenga este metal, es probable que la persona haya consumido algún alimento que contenga níquel.

Los síntomas que puedes presentar por alergia al níquel son:

  • Erupciones en la piel.
  • Picores en la piel.
  • Eczemas subagudos.
  • Parches secos de piel que pueden parecerse a una quemadura.
  • Ampollas que se pueden romper dando lugar a una costra de color amarillento.
  • Fisuras y heridas después de varios meses, pues los eczemas son considerados crónicos.
  • Inflamación en la boca y encías.
  • Hinchazones abdominales.
  • Cansancio
  • Vómitos
  • Urticaria.

¿Cómo se diagnostica?

Existen dos métodos para que el dermatólogo diagnostique la alergia al níquel:

  1. Observación de la piel: Si se observa algún enrojecimiento, dermatitis, eczema, urticaria o cualquier alteración en la piel, el médico debe indagar sobre la exposición al metal. Si con esto no puede diagnosticar, debe realizar la segunda prueba.
  2. Prueba del parche: En esta prueba se aplican 23 alérgenos a la piel, después se colocan unos parches al lado de cada uno durante 2 días. Al retirar los parches, la porción de piel que esté inflamada y rojiza será la que sirva de indicativo al dermatólogo para dictaminar que tipo de alergía se padece.

Causas y Factores de riesgo

Se desconoce el origen de este tipo de alergia, pero se sabe que se presenta cuando el sistema inmunológico percibe el níquel como una sustancia nociva. Una vez que un sistema inmunológico recibe ese mensaje siempre será sensible a este elemento. cada vez que una persona esté en contacto con el metal su cuerpo reaccionará con alguno de los síntomas mencionados, evidenciando la reacción alérgica.

Las fuentes de exposición más frecuentes se encuentran en:

  • Los distintos piercings que puede llevar una persona, así como joyas y accesorios de bisutería.
  • Correas de relojes metálicos
  • Las cremalleras metálicas y ganchos de sujetadores.
  • Hebillas de cinturones.
  • Monturas metálicas de gafas.
  • Monedas de 1 y 2 euros, pues las de céntimos no contienen niquel
  • Instrumentos metálicos como trompetas, saxofones
  • Móviles
  • Las llaves y los llaveros
  • Ordenadores portátiles y tablets
  • Cigarros electrónicos.

Existen factores que aumentan la probabilidad de tener alergia al níquel, por ejemplo:

  • Los trabajos que impliquen estar en contacto permanente con metales.
  • Ser mujer, ya que son más propensas que los hombres a padecer este tipo de alergia.
  • Tener antecedentes familiares de personas con alergia al níquel.
  • Ser alérgico a otros metales. Normalmente, las personas alérgicas a otros metales tienen más probabilidades de ser alergicas al níquel.

Alimentos que debes evitar

El níquel es un metal muy común en el medio ambiente en el que vivimos. Ya sabemos que se encuentra en cosas tan cotidianas como el cinturón que te colocas todos los días, en las monedas con las que pagas lo que compras, en el tenedor con el que comes, compuestos químicos con los que se limpia, pero ¿sabías que también se encuentra en una gran variedad de alimentos que consumen regularmente?

En personas que son alérgicas a este metal, el consumo de ciertas comidas, puede agravar el cuadro alérgico. En estos casos lo mejor es acudir al especialista para que te ayude con el problema.

Una medida recomendable es evitar aquellas alimentos que contienen níquel, como los que aparecen en este listado que a continuación verás:

  • Cacao y derivados.
  • La regaliz.
  • El tomate y el concentrado de tomate.
  • Los frutos secos como los cacahuetes, las almendras, las avellanas o las nueces.
  • Otras hortalizas como los espárragos, las zanahorias, el brócoli, la coliflor, la cebolla, los champiñones, la lechuga o las judías verdes.
  • Las legumbres, especialmente las lentejas, las habas, y los guisantes.
  • Evitar bebidas como el chocolate, el té, el café y los refrescos.
  • Moluscos como las ostras o los mejillones y pescados, como el salmón y el arenque ahumado.
  • En cuanto a los cereales, hay que evitar el trigo, la avena o el maíz.
  • Algunas variedades de frutas como el kiwi, las peras, las uvas y las pasas.

En los vegetales la cantidad de níquel va a depender de la concentración de este en el suelo donde se cosecharon. También debes recordar que hay alimentos que aunque su contenido de níquel es mínimo, pueden agravar los síntomas, como por ejemplo: cerveza, vino tinto, arenques, caballa, atún, zanahorias, cebolla, tomate, manzana y zumos de frutas.

Si tu médico te recomienda hacer una dieta baja en níquel no los elimines todos a la vez, elimínalos lentamente y luego los reincorporas uno a la vez a tu dieta para comprobar cuáles puedes tolerar y cuáles no.

Ya sabes cuáles son las recomendaciones en cuanto a los alimentos, pero si en algún momento debes exponerte al níquel toma ciertas previsiones, puedes crear una barrera entre el metal y tú como usar guantes. También puedes probar recubriendo broches, botones y demás con cinta adhesiva y si eres una chica y lo que te preocupa puedes colocarles una capa de barniz transparente es una buena alternativa.

alergia a los frutos secos

Alergias a los frutos secos

En general, el maní, los frutos secos y las avellanas tienen un alto potencial alergénico. Estas alergias pueden causar reacciones fuertes con pequeñas cantidades del alérgeno, o incluso angioedema potencialmente mortal. Varios estudios han demostrado que el 90? los casos mortales se deben a cacahuetes y nueces como las nueces de Brasil, nogal o los pistachos.

La persona que es alérgica a un tipo de nuez, es más propensa a tener alergias a otras nueces. Por eso, quien sufre de alergia a ciertas nueces, generalmente evita todas las demás debido al riesgo de contaminación cruzada.

Síntomas

Los síntomas de las alergias al maní, frutos secos o a las semillas varían y van desde reacciones leves hasta una reacción alérgica grave (anafilaxia). El síntoma más común de la alergia a las nueces es el aumento de protuberancias rojas en la piel (urticaria) y otros síntomas alérgicos como secreción nasal, calambres, náuseas o vómitos. La mejor manera de controlar las alergias al maní, frutos secos y a las semillas, es evitando todos los productos que contengan estos alimentos.

Los síntomas alérgicos leves que pueden ocurrir antes de una reacción alérgica severa incluyen:

  • Ronchas rojas y elevadas en la piel (urticaria)
  • Secreción nasal
  • Hormigueo en la garganta y la boca.
  • Picazón en la piel y sarpullido
  • Hinchazón de los labios.
  • Estrechamiento de la garganta

Los síntomas de una reacción alérgica grave incluyen:

  • Inflamación u opresión de la garganta.
  • Respiración sibilante o tos persistente.
  • Respiración difícil o ruidosa.
  • Inflamación de la lengua.
  • Mareo o colapso persistente.
  • Dificultad para hablar o voz ronca.
  • Palidez y flacidez en niños pequeños.

Si una persona presenta  una reacción alérgica grave (anafilaxia), debe llamar a emergencia  para pedir una ambulancia, no ponerse de pie ni caminar.

Tratamientos

El único tratamiento para las alergias alimentarias es evitar el alimento que causa la alergia. Incluso si se tiene cuidado, es difícil no tener contacto con un alimento específico.

Si la persona está en riesgo de una reacción alérgica grave y le han recetado un autoinyector de adrenalina (epinefrina) es importante que tenga un plan de acción para la anafilaxia. Si no está en alto riesgo y no se le ha recetado un autoinyector de adrenalina, se recomienda que consulte con un especialista qué medidas tomar para las reacciones alérgicas.

Un diagnóstico impreciso puede llevar a tratamientos costosos e ineficaces, así como a la evasión innecesaria de alimentos, lo que puede conducir a la desnutrición y a la aversión a los alimentos, especialmente en los niños. Siempre hable con un médico acerca del diagnóstico de alergia alimentaria y las opciones de tratamiento.

Mantener la epinefrina a mano en todo momento debe ser parte del plan de acción. También es una buena idea llevar un antihistamínico de venta libre, ya que esto puede ayudar a tratar los síntomas leves de la alergia. Pero nunca usar antihistamínicos como reemplazo de la epinefrina inyectable en reacciones que pongan en peligro la vida. Siempre usar la inyección de epinefrina como primer tratamiento.

Para ayudar a evitar los alimentos, las personas con alergias alimentarias deben familiarizarse y sentirse cómodas con la lectura de las etiquetas de los productos.

Alimentos que debes evitar

Para todas las alergias, el sistema inmunitario reacciona a moléculas desencadenantes de alergias específicas (alérgenos). El sistema inmunológico de un adulto o un niño produce anticuerpos que detectan el alérgeno y causan reacciones inflamatorias y la liberación de un químico llamado histamina. La histamina causa urticaria, fiebre del heno y otros síntomas alérgicos.

Las moléculas que desencadenan una reacción alérgica pueden estar presentes en gran variedad de alimentos, y el afectado puede tener una reacción alérgica a los alimentos que contienen esa molécula. Por esta razón, algunas personas son alérgicas al mismo desencadenante de la alergia en anacardos y pistachos. Esto se conoce como reactividad cruzada.

Además de los cacahuetes, una amplia gama de frutos secos pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas. Estos incluyen:

  • Almendras.
  • Nueces de la India.
  • Piñones.
  • Avellanas.
  • Nueces de macadamia.
  • Nueces de Brasil.
  • Nueces de nogal.
  • Pistacho.
  • Anacardos.
  • Arachis, cacahuete o maní.

El tipo más común de alergia a las semillas es al ajonjolí, aunque otros tipos de semillas, como las de girasol y amapola, también pueden causar alergias. Las reacciones alérgicas al consumo de coco, una semilla grande, no son muy comunes a diferencia de la reacción alérgica causada por el contacto con el coco, cosméticos y productos que contienen coco.

Las alergias al maní, los frutos secos y a las semillas son difíciles de predecir, así que visitar al médico para un diagnóstico preciso es fundamental en cualquier persona.